Accueil / / Birmania: el nuevo El Dorado asiático

Birmania: el nuevo El Dorado asiático

Par Vitisphere Le 10 juin 2015
Lire plus tard
Partage tweeter facebook linkedin
Birmania: el nuevo El Dorado asiático
A
unque Myanmar (Birmania) no es el primer país que viene a la mente al evocar los mercados de vino francés, las cosas podrían cambiar dentro de poco. 
 
En efecto, desde el 18 de marzo de 2015, el gobierno birmano ha levantado oficialmente la prohibición de importación de vinos y licores extranjeros. Estos solo podían ser comercializados, hasta ahora, en los establecimientos Duty-Free o en las boutiques de ciertos hoteles de lujo. Bajo pretexto de argumentos de salud pública, esta reforma pareciera tener, principalmente, motivaciones fiscales. Así pues, esta liberalización viene acompañada de un impuesto comercial sobre los vinos de 50%, adicionalmente a los derechos de aduana de 30% (sin embargo, no existe el impuesto al valor agregado). 
 
A pesar de esto, esta liberalización debería significar un extenso llamado a los vinos y licores franceses a dirigirse a este país en dinámico crecimiento. 
 
Para ello, es necesario tener primero un representante local, quien deberá obtener dos tipos de documentos otorgados por el Ministerio de Comercio: una licencia de importación y una tarjeta de registro de importación. 
 
Previamente, el solicitante deberá justificar la existencia de una empresa registrada, una licencia comercial, al igual que un acuerdo con la empresa de la cual distribuirá los vinos. 
 
Por otro lado, numerosas condiciones de etiquetado deberán ser respetadas, tal como un timbre fiscal particular, un listado en inglés de los ingredientes presentes en el producto e incluso la indicación del medio de transporte a través del cual el vino llegó al país: marítimo o aéreo. Es una originalidad de esta nueva ley: la imposibilidad de importar vino por vía terrestre, pues las fronteras, principalmente la que es compartida con China, son difíciles de controlar. 
 
Aunque esta reforma viene acompañada de un formalismo relativamente importante, estos diferentes trámites y obligaciones no deberían presentar dificultades mayores una vez que las informaciones indicadas son obtenidas. 
 
La explosión del mercado chino a mediados de los años 2000 fue un despertar sobre las oportunidades ofrecidas por los territorios emergentes en el sector vitivinícola. Al igual que Vietnam o Nigeria, Myanmar podría ser uno de los mercados del mañana en el cual sería oportuno apostar desde ahora. Pero para poder hacerlo es conveniente, antes que nada, conseguir un importador.  
 
Tags : Transport
Partage Twitter facebook linkedin
CONTENUS PARTENAIRES
Tous les commentaires (0)

Pas encore de commentaire à cet article.
© Vitisphere 2021 - Tout droit réservé